Sigue la actualidad del club en 5555555 Escudo Jccm 2016 GPN (2) 5555555 LogoTorneo2017webJPG 5555555 Inauguracion torneo 2016 5555555 Enova2 5555555

Próximos eventos

5555555 5555555

Noticias del Club

junio 2017
L M X J V S D
« may    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
5555555 Somos Balonmano 5555555 La Tribuna 5555555 Ferdise Asesores, S.L. 5555555 Correduría de Seguros Toledo 89 5555555

contador de visitas
Visitas
5555555

El otro Balonmano

 Decálogo para los Jugadores del BM. Ciudad Imperial.

1.- Elegir siempre CAMPO en el SORTEO, porque ello nos da la posesión del balón tras el descanso con posible inferioridad o superioridad numérica.

2.- Los ÁRBITROS sólo interesan para observar hacia donde señalan las faltas. Ninguna exclusión por protestar es tolerable.

3.- Es FUNDAMENTAL no recibir ni un solo gol ni una exclusión en los tres últimos minutos de la primera parte.

4.- El TRIUNFO llega con el SACRIFICIO y la COMPRENSIÓN hacia el compañero.

5.- TODOS los jugadores FALLAN. El mejor es el que supera el error al segundo siguiente.

6.- Todos los equipos tienen nervios y cansancio. Debemos ser más FUERTES y OSADOS en cualquier circunstancia.

7.- Ser EXCLUIDO por alejar el balón o agarrar o empujar en situación clara de lanzamiento es un IRRESPONSABILIDAD.

8.- El BANQUILLO es SAGRADO. CONCENTRACIÓN, DISCIPLINA y ÁNIMOS al compañero.

9.- Los ENTRENADORES comprenden a cada jugador pero están entregados a la COLECTIVIDAD.

10.- El espíritu de LUCHA y la FRIALDAD nos conducirán al ÉXITO.

 

Temporada 2011 / 2012.

LOS PADRES EN EL MUNDO DEL DEPORTE Y, LO

MÁS IMPORTANTE, NUESTROS PADRES EN

NUESTRO CLUB.

Ahora que acabamos de fundar un Club de cantera donde los padres son parte fundamental en el funcionamiento del Club, creo que es el momento de reflexionar sobre un tema , que no porque ya haya sido muy comentado y sobre el que hay mucho escrito, jamás ha dejado de ser un tema espinoso e importante: qué papel tienen los padres en el deporte, cómo influyen en sus hijos deportistas, qué tipos de padres hay vinculados al deporte y cómo deberían ser unos auténticos padres con valores deportivos.

Está claro que los padres quieren siempre lo mejor para sus hijos, pero no siempre lo pretenden lograr de la manera adecuada. En el deporte de formación, que es en la etapa en la que ahora nos encontramos en el Club BM. Ciudad Imperial, es fundamental la colaboración entre los padres y el entrenador.

Como punto de partida es importante que los padres asuman que cuando tienen un hijo que practica deporte deben tener muy claras dos posturas:

-         La 1ª es mantener una postura de apoyo sobre sus hijos, eliminando las críticas negativas, animando sólo su esfuerzo no sus goles, disfrutando por encima del resultado o de los minutos que juega su hijo y evitando soñar sobre las expectativas de futuro de su hijo.

-         La 2ª es la de servir de modelo a su hijo, tanto con el entrenador  como en el comportamiento en los partidos. El padre tiene  que ponerse en la piel del entrenador/monitor y en la piel del niño/hijo deportista. Hay que dejar trabajar al entrenador y esto no significa que no haya discrepancias, pero siempre hay que solucionarlas desde el diálogo y nunca después de un calentón. También hay que ser modélico en los partidos, evitando siempre los insultos, hay que empezar por darles ejemplo a nuestros hijos/deportistas con nuestra propia actitud.

Pero sigamos ahondando en el tema, aunque es obvio que los padres tienen un papel muy importante en la formación deportiva de sus hijos, en ocasiones pueden tener un comportamiento e influencia negativa, por eso vamos a comentar por encima ¿Qué tipos de padres tenemos en el mundo del deporte y en nuestro propio club?:

-         El padre fanático. Es aquel que busca la victoria de “su hijo”, no del equipo, por encima de todas las cosas, utiliza el insulto, protesta por todo y sólo está contento cuando su hijo juega bien no cuando el equipo de su hijo gana.

-         El padre deportivamente frustrado. Es el padre que ha fracasado cuando él era deportista y escoge para su hijo el deporte que a él le gusta no el que su hijo desea elegir. Suelen conseguir que su hijo acabe odiando el deporte.

-         El padre entrenador. Es el padre que busca que su hijo llegue a la élite y no ve el deporte como un placer. Suele desatender los consejos de los entrenadores y piensan que lo saben todo. En estos casos su hijo lo que tiene son 2 entrenadores, que normalmente se contradicen, en lugar de tener 1 padre y 1 entrenador.

-         El padre representante. Son padres que ven en el potencial de su hijo un negocio y que nunca tienen en cuenta las preferencias donde su hijo quiere jugar ni sus amistades.

-         El padre indiferente o también llamado padre taxista. Es aquel que nada sabe de su hijo, ni le preocupa cómo le va ni le pregunta nada , se limita a llevarle al entrenamiento o al partido, confunde el club deportivo con una guardería.

-         El padre sobreprotector. Es pesado, invasivo, presionante, busca la simpatía interesada del entrenador, invaden queriendo ayudar y presionan queriendo colaborar.

-         El padre equilibrado. AUNQUE PAREZCA MENTIRA EXISTEN. Se meten lo justo y necesario. Son padres que se preocupan por sus hijos con eficacia, confían en la profesionalidad y preparación de los entrenadores de sus hijos, ni exigen ni presionan, disfrutan y son felices cuando el equipo funciona, aunque su hijo un día no juegue.

Porque hablando de padres deportivos, cómo son, qué características tienen, porque sabemos que “haberlos los hay”:

-         Ven el deporte como una parte del proceso formativo global de su hijo.

-         Tiene en cuenta los intereses deportivos de su hijo y no los suyos.

-         Respeta las decisiones del entrenador y de los árbitros, y enseña a sus hijos que el juego tiene normas y que lo importante es pasarlo bien “se juegue lo que se juegue el día del partido”.

-         Enseñan a su hijo a ganar con humildad y a perder con deportividad.

-         Fomentan en su hijo la deportividad con el compañero y con el rival y le recriminan la violencia.

-         Evitan los regalos a sus hijos por resultados.

-         No hablan con su hijo de la labor del entrenador NUNCA.

-         Evitan a toda costa la sobrepresión sobre su hijo en el deporte.

Y qué es lo que consigue el padre deportivo con su hijo, aunque este se encuentre en un equipo que pierde más partidos de los que gana:

-         Que su hijo aprenda a cumplir normas y reglas.

-         Que supere su timidez.

-         Que controle sus impulsos nerviosos y moldee su carácter.

-         Que su hijo fomente la colaboración y el trabajo en grupo.

-         Que respete a su entrenador, al árbitro, a sus compañeros y al rival.

-         Estimula su higiene y salud.

-         Que desarrolle la inteligencia motriz, las proporciones corporales y la inteligencia propioceptiva.

-         Y que su hijo fomente la adquisición de responsabilidad.

 

Es responsabilidad de los entrenadores proporcionar información objetiva sobre los fundamentos del deporte que está desarrollando y de evitar generar expectativas demasiado elevadas. Pero cuáles son las responsabilidades de los padres de hijos deportistas en edad de formación:

-         Aceptar totalmente la autoridad del entrenador y el hecho de que éste pueda ganarse la admiración de su hijo.

-         Los padres deben admitir sus limitaciones deportivas, vamos que el 99% de los padres no tiene el título de entrenador, no ha estudiado ni se ha preparado para ser entrenador.

-         Aceptar el triunfo de sus hijos con humildad y aceptar sus errores de un mal día o de una mala temporada con naturalidad, sin caer en el fácil “El entrenador le tiene manía”.

-         Jamás un padre tiene que avergonzarse de lo que juega su hijo, de que sea suplente, de que en algunos partidos no salga ni un minuto, de que haya cometido un fallo imperdonable. Tiene que generar en su hijo felicidad por pertenecer a un colectivo, por pertenecer a un equipo, por tener amigos que se rigen por las mismas normas, su hijo, aunque sea el más malo jugando del equipo ES PARTE DEL EQUIPO.

-         Mostar total auto-control delante de sus hijos ante el entrenador, en los partidos, ante los árbitros, ante el rival, es decir, siempre.

Gran parte de los problemas que tienen los padres de hijos deportistas surgen durante la competición, veamos algunas reglas que pueden ayudar a guardar la compostura en los partidos:

-         Los padres tienen que estar durante el partido en la zona de espectadores sentado.

-         Los padres no deben gritar instrucciones ni criticar a sus hijos mientras juegan.

-         Los padres nunca deben hacer comentarios despectivos de jugadores del equipo contrario, o de otros padres, ni de árbitros ni de entrenadores.

-         Los padres no deben interferir en la tarea del entrenador ni antes, ni durante ni al terminar el partido. El entrenador no tiene por qué dar explicaciones de sus decisiones técnicas a los padres al terminar el encuentro, necesita descansar y analizar para mejorar todo lo relativo a sus jugadores.

 

En algunas ocasiones nos encontramos que algunos padres ejercen sin darse cuenta una presión excesiva en sus hijos deportistas. Podríamos establecer un test para detectar estos padres o mejor, podemos dar sus características:

-         Intentan hacerse especialistas en el deporte de su hijo.

-         Saben todo.

-         Van a todos los partidos y a muchos entrenamientos.

-         Convierten el insulto en algo habitual dentro del deporte.

-         Catalogan de “tonto” a su hijo cuando este no le echa “pelotas” en el partido en lugar de dedicación y sacrificio en los entrenamientos y calidad y concentración en los partidos.

-         Le compran la mejor ropa deportiva.

-         Se sienten “alguien importante” en el club en lugar de uno más, como es uno más el presidente del club.

-         Están de mal humor cuando su hijo pierde.

-         Piensan que el entrenador no sabe cuando a su hijo le van mal las cosas, lo que pocas veces miran es si su hijo entrena lo suficiente o falta a los entrenamientos más de lo que debe.

-         Hablan con lenguaje “técnico” para demostrar que saben.

Ante todo esto, que es real, que existe a nuestro alrededor, que conocemos de padres que son así con los que luego nos vamos a tomar una cerveza cuando ha terminado el partido, vamos a ver las cosas menos negras y a comentar algunos consejos que pueden servir para apoyar al niño deportista:

-         A nuestros hijos deportistas hay que exigirles compromiso, sacrificio, esfuerzo, etc. y equidad entre estudio y deporte.

-         Nunca la digas a tu hijo:”Con el esfuerzo que hago para traerte al deporte” o “Espero mucho de ti en este partido”.

-         Se práctico y coherente y haz lo siguiente: no hables demasiado de Balonmano con el niño, no critiques sus errores pero tampoco permitas que vaya al Balonmano a pasar el rato (Eso lo puede hacer viendo la TV y no dentro de un colectivo), no te enfades con él si pierde, comprende sus limitaciones y valora su dedicación y esfuerzo, y sobre todo que sienta tu apoyo en los peores momentos.

-         ¿Qué podemos hacer para apoyarlo?: motivarlo para que no abandone el deporte cuando tenga la 1ª dificultad, planificar bien su tiempo de estudio-deporte, enseñarle que si necesita dedicar más tiempo al deporte se lo tiene que quitar de otras cosas como por ejemplo de la TV.

-         A los padres que acuden habitualmente a los entrenamientos hay que recordarles que el entrenador y los chicos necesitan tranquilidad para trabajar, no es bueno que se sientan continuamente observados y juzgados. Muchos chicos rinden mal si reciben continuas instrucciones de los padres, no haga esto con su hijo porque lo ve hacer a otros padres, deje a su niño en manos del profesional: el entrenador.

 

En definitiva, tenemos que conseguir que nuestro hijo diga que el balonmano con 8 años era un juego para él, con 13 años una diversión y con 18 años su pasión. Y que nunca le escuchemos decirnos a la cara que quiero que seas mi papá no mi entrenador. Por favor, que no se nos olvide que el deporte infantil es una de las asignaturas pendientes de los padres, dediquémosle una pensada a esto y vamos a aprobarla.

 

Con la mejor de las intenciones de un padre, entrenador, con hijos no deportistas.

MARIO GÓMEZ.

CLUB BM. CIUDAD IMPERIAL.

 

Carta de Mario Gómez a los reyes magos.

 Queridos reyes magos.

 Os iba a escribir una carta pidiendo lo habitual, salud, felicidad, que no me falte el trabajo, algún pequeño caprichillo, vamos lo de siempre y me encuentro que este año os habéis adelantado, imagino que por exceso de trabajo, y nos habéis regalado un nuevo club de balonmano de cantera, un tal bm. ciudad imperial.

 Como dicen los peques “flipa flipa”, vaya regalazo, 50 chavales, que encima juegan bien, algunos de ellos como los ángeles, tienen balones para jugar y están equipados, con padres implicados que sólo se dedican a disfrutar, mucha gente alrededor del nuevo club disfrutando de la ilusión de estos niños y de remate de regalo de reyes nos traéis tres pezados de entrenadores, Edu, Ioan y Jorge, jóvenes, con ilusión, con buenas ideas, que trabajan como una piña y para los niños y encima son humildes y piden consejo porque quieren aprender más.

 Muchas gracias queridos reyes, sé que no os debería pedir más pues el sorpresón que nos hemos llevado todos con vuestro regalo por adelantado es más de lo que muchos podíamos esperar, pero permitidme que os escriba mi carta con unas pequeñas peticiones, ya que siempre lo he hecho:

Quisiera pediros más niños y niñas, y más entrenadores para el año que viene pero en realidad lo que deseo pediros es que estos niños aprendan a disfrutar por el simple hecho de jugar y no a disfrutar solo si se gana, que crezcan sanos y fuertes y que compartan su ilusión por el deporte con sus amigos y sus padres, pero que decidan ellos y no que decidan por ellos cómo quieren ser felices haciendo deporte, también os pido que los que son grandes y torpones se conviertan en fuertes y rápidos, y que los que son pequeñitos y sin fuerzas se pongan cachas y les crezca la mano, pero que todos acepten sus condiciones y disfruten de la amistad que genera el deporte. también os quiero pedir que ayudéis a las familias de aquellos niños que tienen menos posibles, aunque sea para poder comprarse unas simples zapatillas, que sus hijos nunca pierdan la ilusión por el balonmano aunque tengan que jugar descalzos, y os pido que todos estos niños que nos habéis regalado cambien su “pequeño carácter” a mejor, que los callados hablen más, que los que son un poco “terroristas” maduren, que los nerviosos se tranquilicen y disfruten aunque fallen un gol cantado, y sobre todo que sus padres vean que sus hijos, con sus defectos, jueguen más o menos, tengan más capacidad o menos, son felices simplemente por tener un grupo de amigos con los que hacen balonmano. y por último, queridos reyes magos os pido para mí que nunca pierda el cariño de estos niños pues es el mayor de los tesoros que guardo en mi corazón.

Gracias por el regalo anticipado y no seáis tacaños con estas pequeñas peticiones que os hago en mi carta, eso sí traedme un poquito de carbón pues así siempre me acordaré que en algunas cosas se falla y que hay que mejorar.

 Y por supuesto, queridos reyes magos os deseo una feliz navidad y un guay feliz 2012 al igual que se lo deseo a todos los que forman la familia del BM Ciudad Imperial.

 Mario Gómez.

 

 

 

Socios Colaboradores

6666666 Aguila3 Peña Aguilas Imperiales 6666666